EL KRAV-MAGÁ Y LA NECESIDAD DEL HUMANISMO EMPÁTICO: EL HORROR LLAMA A NUESTRAS PUERTAS

Link de Diario Balear: http://www.diariobalear.es/?p=30243

EL KRAV-MAGÁ Y LA NECESIDAD DEL HUMANISMO EMPÁTICO: EL HORROR LLAMA A NUESTRAS PUERTAS

Viernes 4 de marzo 2016, autor: Rubén Martínez 

Por primera vez en muchos años, los de nuestra generación estamos experimentando en Europa lo que es una crisis de refugiados. Muy lejos han quedado las migraciones masivas que sufrió España durante el primer tercio del siglo pasado o durante la guerra civil española. Esto no hace eco en nuestra memoria, ni en nuestras conciencias.

Parece que los aproximados cuatro millones de españoles que tuvieron que buscar como sobrevivir fuera de su tierra natal ya no importaran, aunque se debiera por motivos diferentes. También queda lejos la crisis de los refugiados que sufrió Europa durante la Segunda Guerra Mundial. Al terminar la guerra se calcula que en Europa había unos ocho millones de personas desplazadas, seis millones de ellas de Alemania. Las personas que huyen del horror no tienen otra forma de sobrevivir más que emigrando. Es eso o morir. A todos nos gustaría tener la capacidad de combatir. Luchar por nuestros derechos. Luchar por vivir. Eso es una visión muy “romántica” si se me permite la expresión, más de Hollywood que de la vida real. Pero cuando tenemos a terceras personas a nuestro cargo, como hijos, padres de edad avanzada, etc., la única esperanza es no ir a la guerra. Abandonarlos a su suerte mientras combatimos sería ir en contra de los principios por los cuales lo hacemos.

humanismo-2

Refugiados españoles en un campo de detención en el sur de Francia durante la guerra civil española.

Es complicado, por no decir imposible, hacer entender a los de nuestra generación que estas personas no tienen elección. Nosotros hemos crecido en una democracia protegida y blindada por los poderes que han desestabilizado la suya. Y ahora este “equilibrio social europeo” se ve afectado por la cantidad ingente de refugiados que llegan de todos estos países  inestables socialmente o en guerras continuas. Tal vez se podría llamar “Karma”. Una broma de la vida que nos paga lo comprado con ironía. Ya que el mal que pueden hacer estos refugiados a nuestra sociedad no se puede comparar ni lo más mínimo al motivo por el cual deciden emigrar desde su tierra natal. Como dice la poetisa Warsan Shire “Nadie pone a su hija o hijo en un barco, a no ser que el agua sea más segura que la tierra”. Nadie arriesga la vida de sus seres queridos a los infortunios de un éxodo, si no cree que si permanecen donde están les espera el peor de los finales.

No se puede enseñar a ver a un ciego, como no se le puede pedir empatía a quien la tiene mutilada. Ni siquiera ver la muerte atroz de niños intentando llegar a nuestras costas remueve las conciencias lo suficiente para que cambiemos de forma de ver esta situación. Seguimos manteniendo los viejos prejuicios y posturas de que “los otros” no somos “nosotros” . Premisas que han dado pie a los periodos más oscuros de la humanidad como el nacismo o la represión de cierta parte de la población por su simple diferencia con el poder establecido. (véase la discriminación sufrida hasta finales de los sesenta por las personas afroamericanas en Estados unidos, la esclavitud o no menos importante la discriminación hacia las mujeres). Sea como sea, siempre veremos a los otros con menos derechos que los nuestros por el mero hecho de ser diferentes. Nuestras atribuciones formularán todas las razones necesarias para poder seguir existiendo, y estas tienen más de miedo que de lógica. Cuando justificamos el sufrimiento ajeno hemos dejado de usar la razón para dejar gobernar al miedo en nuestras vidas. Nos volvemos ciegos ante el horror. Y ahora el horror ha venido a llamar a nuestras puertas. De nosotros depende seguir con los ojos cerrados.

humanismo-6

Refugiados sirios en la actualidad, huyendo de la guerra en la frontera con Turquía intentando llegar a Europa.

De todo esto sabía mucho Imi Lichtenfeld, el creador del Krav-Magá. Le tocó vivir un momento histórico convulso. Una vez terminada la segunda guerra mundial emigró a Israel, que en aquel tiempo era el estado de Palestina, bajo la ocupación británica (nada que ver con la actual nación bajo este mismo nombre de hoy en día). Desde el primer momento se enfrentó al rechazo por parte de ese estado a la migración masiva venida desde Europa. El trato a los refugiados no era ni por asomo el que hoy en día se les daría. La declaración universal de los derechos humanos a penas se acababa de estrenar y estaba por ver si los países que se habían acogido a este tratado lo iban a cumplir, además de asumir ese concepto humanista nuevo. Había varias generaciones de personas que habían sido educadas bajo el antiguo concepto en cuanto a derechos humanos.

humanismo-1

Refugiados europeos huyendo de los horrores de la segunda guerra mundial.

En muchas ocasiones los refugiados que entraban de forma ilegal eran deportados a Chipre, donde les esperaba el hacinamiento en campos de detención a modo de disuasión para futuros inmigrantes. Supervivientes del Holocausto eran tratados como criminales comunes, por el mero hecho de querer llegar a Israel huyendo de los horrores de la guerra.

Imi, perteneció a la Haganá, un grupo de resistencia que entre otras funciones tenía la de comprar barcos, en muchas ocasiones en un estado deplorable, para el trasporte de los refugiados hasta Israel. Su misión consistía en nadar hasta mar abierto y llevar a estos barcos a zonas seguras en la costa, para que pudieran desembarcar sin peligro de ser deportados.

humanismo-8

Imi Lichtenfeld fundador del Krav-Magá y Yarón Lichtenstein Sucesor oficial de su Arte.

Es una realidad dura de entender si no te ha tocado vivirla. Todo esto quedó plasmado en la creación de su arte marcial. Aunque a primera vista puede parecer duro y contundente, se contempla en sus principios rectores y ejercicios de defensa, la necesidad imperativa de que la vida hay que salvaguardarla en todo momento. No era extraño ver a Imi salvar la vida de algún insecto que se cruzaba en el tatami cuando alguien quería matarlo. Siempre decía: “no resolverás el problema de que hayan insectos matando a este, sin embargo el hecho de matarlo te perjudicará más a ti”. Su respeto por la vida y su humanismo era una visión realista del concepto. Entendía que no se puede ser respetuoso con la vida ni con los demás si se está muerto. De ahí  la creación del concepto de  Defensa Personal. La guerra le enseñó toda la realidad sobre el ser humano. Las atrocidades que puede llegar a hacer y las excelencias y sublimaciones que puede conseguir. Ese potencial dual que se esconde en el interior de cada uno. De ahí la importancia de enseñar correctamente su camino, de enseñar correctamente su legado. Y así, de esta manera, poder hacer un mundo mejor.

Si estuvierais interesados en más información sobre el Krav-Magá podéis poneros en contacto con nosotros mandando un mensaje a través de nuestro Facebook https://www.facebook.com/bukan.mallorca , email kravmagamallorca@hotmail.com o hacernos una visita al Instituto balear de Krav-Magá Bukan. Estamos situados en la Calle Marian Aguiló nº 7 en Palma de Mallorca (www.bukanbaleares.com). Telf. 627849673.

Rubén Martínez Ramón. (Director Técnico de Bukan, Instituto balear de Krav-Magá y representante oficial de Bukan School of Krav-Magá en España).

logo sin bordes

Anuncios
EL KRAV-MAGÁ Y LA NECESIDAD DEL HUMANISMO EMPÁTICO: EL HORROR LLAMA A NUESTRAS PUERTAS

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s