MEDIOCRIDAD Vs PERFECCIONISMO: DE LA PEDAGOGÍA DE REPRODUCCIÓN A LA CONSTRUCTIVA

Link de Diario Balear: http://www.diariobalear.es/?p=29600

MEDIOCRIDAD Vs PERFECCIONISMO: DE LA PEDAGOGÍA DE REPRODUCCIÓN A LA CONSTRUCTIVA

Mediocrity Green Road Sign with Dramatic Clouds, Sun Rays and Sky.

Sábado 20 de febrero 2016, autor: Rubén Martínez 

Perfeccionismo: “Actitud de la persona que tiende a buscar la perfección en lo que hace, mejorándolo indefinidamente sin decidirse a considerarlo nunca acabado. Se le atribuye inmovilismo a la hora de realizar una tarea y trastornos psicológicos como estrés, ansiedad y baja autoestima, así como comportamientos rígidos e intolerantes frente a los demás.”

Tarde o temprano nos surgen dudas existenciales en nuestra vida. Tales como ¿para qué estamos en este mundo? ¿cuál es mi sitio en la vida? ¿qué aportación haré a la historia de la humanidad? o simplemente ¿haré alguna aportación?

Si bien todos tenemos la capacidad para hacernos estas preguntas, no todos estamos destinados a poder, no sólo responderlas, sino llevar a cabo sus respuestas. Es cierto que una minoría de la sociedad humana dejará huella a lo largo de la historia de ésta. El resto, se limitará, o no, a aceptar su mediocridad. Pueden parecer palabras duras, pero no por ello dejan de tener ni el más mínimo sentido de la realidad.

No quiero decir con esto que el ser humano no pueda ser feliz. De hecho casi todas las cosas a las que se orienta la humanidad están dirigidas a la búsqueda de la felicidad, paradójicamente, por mucho sufrimiento que le cueste alcanzarla. A veces confundimos los objetivos con las herramientas para lograr dichos objetivos. Las metas con los fines.

Todo esto genera una mecánica social que tiende a la veneración de la mediocridad, en pos de una estabilidad emocional general de la población. Solemos, o bien criminalizar a los que destacan poniéndolos en el punto de mira de las críticas, exigiéndoles rígidamente un comportamiento modelo que ni nosotros seríamos capaces de seguir, o los estigmatizamos llevándolos al espectro de la patología psicológica, argumentando todo tipo de trastornos de la personalidad derivados de su rasgo, que podrían surgir no únicamente de su excepcionalidad. Y qué decir de los ataques directos a su estructura personal a través de las burlas y ridiculizaciones que pueden padecer en el ámbito escolar y académico, que también tienen su homólogo en el mundo laboral.

mediocridad-2

Esta sociedad se está convirtiendo en un mundo de mediocres gobernado por mediocres y para los mediocres. Muy lejos ha quedado la idea platónica de ser gobernados por los más doctos en la materia (por mucho que roce el fascismo, o el elitismo). Sin darnos cuenta estamos creando una sociedad que se limita a reproducir los cánones establecidos, y su avance tanto tecnológico como humanista e intelectual, está orientado a la satisfacción de la tónica general de la mediocridad.

Estamos intentando convertir nuestra sociedad en un jardín de Epicuro en el que se vive despreciando, ignorando en el mejor de los casos, a las personas excepcionales, a través de reglas y sistemas sociales que impiden su desarrollo y proliferación. Nos hemos centrado únicamente en sistemas narcotizantes que defienden la búsqueda de la felicidad individual a cualquier coste sin tener en cuenta las consecuencias ni a corto ni a largo plazo. No nos interesan saberlas.

Perfeccionismo-3

Una prueba de todo esto es el querer abarcar el perfeccionismo desde una perspectiva patológica de la psicología. La integridad emocional estable se ha convertido en la búsqueda del “Santo Grial” de la psicología clínica. Pero en mi opinión simplemente el concepto de la estabilidad es una ilusión romántica como “el amor eterno” y “el vivieron felices para siempre”. Ésta ha generado más tragedias que finales felices. La fluctuación emocional entre el trasvase de emoción del espectro positivo al negativo conforma nuestra vida. Del amor al odio, de la felicidad a la tristeza, de la calma al desasosiego. Es como el fluir de un río. No puedes detenerte en un punto porque eres arrastrado por la corriente. Tal vez la aceptación de esa fluctuación podría hacer que viéramos con diferentes ojos el rumbo que está tomando la sociedad actual. Tal vez no sea necesario in extremis permanecer eternamente en ese espectro positivo para ser feliz. La vida no se detiene porque estemos deprimidos o estresados y tampoco lo hace el ser humano. Tal vez todo este estrés y ansiedad tenga una finalidad productiva. La historia está llena de actos de sacrificio para lograr objetivos. Todo tiene un coste. Me gustaría saber en qué medida, este estrés y ansiedad, son sostenidos por motivos intrínsecos a la persona y en qué medida están producido por factores sociales externos a ella, que ofrecen resistencia a dichas patologías emocionales rechazándolas o atacándolas. Tal vez nos sorprenderíamos.

Perfeccionismo-5

Haciendo recapitulación, no conozco ninguna persona relevante en la historia de la humanidad, que no pudiera catalogarse con un cuadro patológico de trastorno de la personalidad. Indistintamente de los motivos por los que lo padeciera, no podemos negar que no ha sido su mediocridad la que ha hecho que la humanidad avance, sino esta excepcionalidad.
Tanto las ciencias como las artes no han estado desprovistas de personas perfeccionistas como abanderados y personajes decisivos en su materia de estudio, que no tuvieran estos rasgos. No en balde Picasso decía que un cuadro nunca estaba acabado (rasgo identificativo de una personalidad perfeccionista). O la curiosidad extrema e inconformismo con el pensamiento general de Einstein que le llevó a postular sobre la relatividad del tiempo y romper con las leyes de la física conocidas hasta entonces. Si bien todas las artes y ciencias están sujetas a la mediocridad, el objetivo de éstas es la búsqueda de la perfección. No creo que a nadie le guste ponerse en manos de un médico que sólo dominara a medias las técnicas médicas a la hora de tratarnos u operarnos, o en manos de un arquitecto que sólo dominara a medias su disciplina de construir edificios. ¿Querríamos que nuestra familia y nosotros mismos viviéramos en la casa que construyera? Siempre nos gustaría ponernos en manos del mejor. No hay que ser cínicos y proyectar en los demás nuestra propia mediocridad. No sería lícito hacer apología de la mediocridad y luego exigir una excepcionalidad a la hora de recibir lo demandado para nosotros. En mallorquín tenemos un dicho que dice “Des teu pa en faràs sopes” (de tu pan harás sopas). Si nos limitamos a aceptar sistemas mediocres que discriminan negativamente a las personas excepcionales, no debemos extrañarnos si tarde o temprano acabamos en manos de personas mediocres.

Perfeccionismo-KM-1

Este rasgo no es ajeno al Krav-Magá. Como cualquier disciplina técnica, el objetivo principal es la búsqueda de la perfección en el tipo de conocimiento que desarrolla. Pero su sistema pedagógico conlleva intrínsecamente el desarrollo del perfeccionismo como aspecto positivo y productivo del ser humano. Más allá del aprendizaje de la autodefensa y sus consecuencias psicosociales derivadas, desarrolla las potencialidades del perfeccionismo en el ser humano. La persona construye su propio conocimiento desde el error y la corrección de éste. Es lo que podríamos llamar un “aprendizaje dinámico ascendente de espectro fluctuante”.

Esto hace que desde el principio la persona se vea obligada a aceptar equivocarse, rebajando sus niveles de autoexigencia y demostrándole que la autoeficacia no es algo instantáneo, sino que requiere un proceso que pasa por el error y la corrección continuo de éste. Reconocer que somos seres falibles, pero yendo más allá y demostrando que la falibilidad no es un término absoluto e inmóvil. Es una búsqueda de la perfección dinámica por etapas. De esta manera, se podría romper la atribución de inmovilismo que se hace a las personas perfeccionistas a la hora de ejecutar un trabajo. Se podría romper ese estigma social y todas sus afecciones psicosociales derivadas. No sólo podrían ser personas que cumplen con las cuotas de su trabajo, sino que además, la calidad de este trabajo sería cada vez mejor. En eso consiste el sistema pedagógico de la búsqueda de la perfección en el Krav-Magá. Y por eso, tal vez sea una herramienta que tenga algo que aportar al ser humano perfeccionista y su desarrollo.

Si estuvierais interesados en más información sobre el Krav-Magá podéis poneros en contacto con nosotros mandando un mensaje a través de nuestro Facebook https://www.facebook.com/bukan.mallorca , email kravmagamallorca@hotmail.com o hacernos una visita al Instituto balear de Krav-Magá Bukan. Estamos situados en la Calle Marian Aguiló nº 7 en Palma de Mallorca (www.bukanbaleares.com). Telf. 627849673.

Rubén Martínez Ramón. (Director Técnico de Bukan, Instituto balear de Krav-Magá y representante oficial de Bukan School of Krav-Magá en España).

logo sin bordes

<(/div)

Anuncios
MEDIOCRIDAD Vs PERFECCIONISMO: DE LA PEDAGOGÍA DE REPRODUCCIÓN A LA CONSTRUCTIVA

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s